Durante la noche del martes distintas figuras del deporte local dijeron presente en el Polideportivo para inaugurar el museo que albergará la historia deportiva de General Alvear.

La obra consta de un domo geodésico, una construcción semiesférica, en concepto de madera, que tiene un diámetro de 11m y 5,5m de altura. La estructura se realizó mediante el ensamble de triángulos materializados con listones de madera de pino; el cerramiento interno y externo, con placas OSB estructural.

El hasta ahora Director de Deportes, Jorge Páez, celebró este logro tan esperado “estamos logrando algo en lo que trabajamos durante mucho tiempo, este museo aloja mucho valor histórico y emocional porque se transforma un espacio para que los deportistas alvearenses guarden su historia”. Además, señaló que “aún no se ha definido un nombre, pero es seguro que llevará el de algunos de nuestros deportistas”.  

Sobre la historia de la creación del museo, Páez recordó: “En el 2020 los profes de la Dirección de Deportes no podían trabajar por la pandemia. Jerónimo Colla, quien estaba a cargo de la Dirección en ese momento, tuvo la idea de generar un lugar para albergar la historia de los deportistas, junto a otros dos profesores le presentaron la idea a Marcolini que redobló la apuesta y propuso crear un espacio propio para el Museo del Deporte”. Fue así que, tras 3 años de obras, se concretó el espacio que cuenta la historia de la actividad deportiva de General Alvear.

El profesor Gabriel Ortiz, uno de los tres profesores que presentaron la idea a Walther Marcolini, “empezamos con un proyecto muy chico, que tenía como objetivo ser una exposición. Esa propuesta evolucionó hasta llegar a ser lo que es hoy”. Ortiz también agregó que “el Museo del Deporte tiene mucho potencial turísticos ya que cuenta con una historia muy rica y diversa”.

Oscar Perdomo, un reconocido atleta que supo conquistar el campeonato argentino en 100mts, destacó la posibilidad de tener un Museo del Deporte en Alvear, para poner en valor a los deportistas locales: “es muy emocionante contar con un Museo del Deporte, con su aspecto de un domo específico para la historia deportiva local, para motivar el presente de quien lo recorra. Estoy agradecido porque me contactaron, entonces les traje los zapatos con los que corrí hace 50 años. Ojalá sigan invirtiendo en el Atletismo, un deporte de mucha soledad, que por lo general cuenta con poco incentivo, se rema muy solo. Vi la pista de atletismo, está muy linda, ojalá en un tiempo puedan contar con una de tartán, un material sintético poroso con el cual se hacen las pistas de atletismo. La particularidad del material es su porosidad que favorece la absorción del impacto al correr, provocando menos sufrimiento en las articulaciones del atleta”.