En la noche del miércoles se vivieron momentos violentos luego de un intento de robo a la bodega UVASA. Con el comisario Palomo a cargo del operativo y el Juez Nestor Murcia en la supervisión general se desarrolló por horas un enfrentamiento sin precedentes con vecinos del lugar. Se pidió refuerzos de Bowen e infanteria de San Rafael.

La policía repudió con balas de goma y gases luego de verse abatida en dos grandes intentos de avanzar para allanar el lugar y frenar un saqueo a la cooperativa vitivinícola ubicada en las inmediaciones. En un momento fueron cerca de un centenar los efectivos movilizados.
El juez Murcia a último momento y en medio de la balacera no permitió el avance de las fuerzas rejuntadas para evitar pasar a mayores.

El hospital fue fuente de recepción de los heridos en una noche signada por la tensión, 11 fueron los policías los que arribaron con lesiones, uno de ellos quedo internado y asistido quirúrgicamente por heridas en el rostro. Tres policías presentaron traumatismo encefalocraniano , uno con pérdida de conocimiento, sin embargo fue dado de alta luego del estudio realizado. Los demás solos sufrieron heridas leves.

“Por seguridad se cerraron las puertas del hospital pero no hubo mayores inconvenientes ni hubo enfrentamiento alguno” dijo Nidia Martini Directora del Hospital Enfermeros Argentinos.

D.I.