En el transcurso de este martes, efectivos de la Policía Caminera de San Luis capturaron a tres alvearenses que habían cruzado el límite interprovincial de «forma ilegal». Se dirigían sobre una camioneta, en la que intentaron fugarse de la movilidad policial pero finalmente fueron interceptados y regresados a Mendoza.

Ocurrió cerca de las 18:45h del martes, en el puesto limítrofe 9 de Bajada Nueva, el principal Nicolás Giannullo, que hacía control de personas y vehicular, vio salir de un campo a unos 500 metros del puesto, del lado de San Luis, a una camioneta Ford F 100 que no reconoció.

Ante la duda, envió al cabo Rubén Rojas y a uno de los agentes a interceptar, sobre un móvil policial, a la camioneta, tarea que demandó unos kilómetros. Al mando del rodado iba Oscar Gonzales y los acompañantes fueron identificados como Ramón Necto y César Salas, confirmaron desde la provincia puntana.

Gonzales, que tiene domicilio en Bowen, igual que Necto, admitió que había esquivado el puesto limítrofe caminando por el campo hasta la casa de unos conocidos del lado de San Luis, donde había dejado estacionada la Ford F 100 hacía dos meses aproximadamente.

Su destino, afirmó, era un estacionamiento rural que alquila en la localidad de Nahuel Mapá.

Producto del protocolo que posee la vecina provincia, los tres fueron regresados hasta el puesto limítrofe y puestos a disposición de la Comisaría Distrito 21 de Unión, que tras consultar con el juez de turno ordenó el traslado de los “infractores” hasta Bowen.

F.B. (F.M. Viñas).
(Información proporcionada por la Policía de San Luis)