Una mujer radicada en la zona rural de nuestro departamento denunció que uno de sus caballos fue herido con un arma de fuego.

La policía comenzó a investigar el hecho y después de realizar un allanamiento se secuestro una escopeta calibre 1270.

El daño ocasionado a la potranca en una de sus piernas constituye un delito por lo cual ha intervenido en la causa la justicia local.

D.I.