El pasado domingo, 4 de noviembre, se llevó a cabo el encuentro entre Pacifico y Bowen en el marco de la primera final (ida) por la Liga Alvearense de Fútbol 2018. Como era de esperar el estadio estaba colmado de simpatizantes de ambos elencos deportivos.

El operativo policial fue normal según se detalló desde las dependencias policiales que participaron del dispositivo de seguridad.

Lo novedoso radica en un suceso, que no ha tomado relevancia ni difusión en nuestro departamento, que tiene que ver con el impacto de bala de goma procedentede un arma policial en el ojo izquierdo de un joven de 18 años de edad. Se trata de Diego Agustín Cabral, residente de Alvear.

Según detalló la víctima, iba de pie en la parte trasera de un camión con otros simpatizantes. Al ver los efectivos los alborotados festejos de los fanáticos,  comenzaron a efectuar disparos “al aire” en dirección al grupúsculo que iba en el rodado mayor.

El masculino se encuentra internado en el Hospital Central de la Ciudad de Mendoza, luego de ser derivado de urgencia por el Dr. Fuentes, con riesgo de perder su glóbulo ocular izquierdo, según detalló su hermano José Meza. Hoy va a ser intervenido quirúrgicamente en ese nosocomio.

La denuncia fue realizada pero sin novedades ni responsabilidades al respecto. Desde Comisaría 14° se informó que “hay una denuncia y se investiga el hecho”.

F.B.