En la noche de este miércoles, la lluvia no fue la única protagonista en Alvear. Es que un Bull Terrier irrumpió en una conocida heladería del centro y rompió uno de los sillones del lugar.

 

El can ingresó, según estiman, asustado por la tormenta imperante y comenzó a “generar disturbios” cual bandido. Uno de los sillones fue el blanco de este pequeño animal que se ensañó en morderlo hasta romper el tapizado y relleno reduciéndolos a retazos.

Algunos pudieron inmortalizar el accionar del animal en video e imágenes que muestran el momento del hecho, la captura por parte del personal policial y finalmente en la caja de la patrulla.

Afortunadamente el perro no es agresivo con las personas. Pero los dueños y empleados de la heladería no lo sabían, y viendo la manera con la que descargó su furia contra el sillón, realmente se asustaron y llamaron a la policía.

Así quedó el sillón con el que el Bull Terrier se ensañó.

Fue llevado a Comisaria 14° donde se confeccionaron las actuaciones al respecto. El propietario del can se presentó en la dependencia policial y se le entregó el mismo, esperando por la presentación del propietario de la heladería quien no radicó denuncia alguna contra el dueño del protagonista

Momento en que los agentes calman al can tras hacerse en el lugar.

 

F.B.