El Croto alvearense se impuso por 3 a 2 a Rodeo del Medio. Javier Devia de penal, Pablo Sánchez y el capitán, Javier Orosco en tiempo de descuento, convirtieron para el conjunto que dirige César Araya. En Rodeo, David Pizarro marcó por dos.

 

El primer grito de la tarde fue por medio de una jugada insólita. Oscar Olguín sacó con tanta fuerza que la pelota picó una vez y fue a dar a las manos de su colega en el arco local, Matías Bielli. Pero esa jugada insulsa cambio en una milésima de segundo. Es difícil saber si la pelota se le escurrió a Bielli o la soltó para que le cobraran falta ya que Pizarro fue a buscarla. Lo cierto es que la pelota cayó el piso, rozó en el delantero y Rodeo, sin darse cuenta, estaba 1 a 0 arriba. Como será la sorpresa en ambos lados que el festejo por la apertura del marcador se produjo cuando el árbitro marcó el círculo central.

El empate no tardó en llegar, solo tres minutos más tarde, Ángel Polanco concedió un penal, ejecutó Devia y en 11 minutos estaban 1 a 1.

Tras el empate, Andes se hizo dueño del juego y fue en busca de los tres puntos que tantas veces se le negaron en casa y con un zurdazo impresionante de Sánchez que se coló en el ángulo superior derecho de Olguín, cambio el rumbo del partido.

Cuando parecía que todo era a pedir del Croto, el encuentro cambio nuevamente de dueño, Rodeo agarró la manija y apareció otra vez Pizarro, esta vez por el segundo palo, y de cabeza enmudeció al estadio. Estaban empatados en 2.

Como la igualdad le sentaba bien a Rodeo, Andes salió otra vez a la carga y a los 46 minutos encontró el premio en un apelota impulsada desde el tiro de esquina, la peinaron en el primer palo y el capitán entró por atrás para empujarla con el cuerpo.

Los tres puntos depositaron a Andes a mitad de tabla con 16 unidades, está a cuatro de sus inmediatos perseguidores (Luján, Palmira y La Libertad) y a seis de Rodeo que está último con 10.