Tras varias idas y vueltas, el fin de semana no habrá fútbol local en ninguna de las categorías.

Una semana complicada han tenido que vivir los dirigentes del ente madre. El árbitro alvearense Luciano Castro fue agredido durante el último fin de semana en un local bailable. Algunas versiones indican que jugadores y allegados a Andes habrían sido los autores de la feroz golpiza que recibió el colegiado.

Producto de esto, el plantel de árbitros de nuestro departamento, a modo de solidaridad, decidió no impartir justicia en ninguno de los encuentros programados para este fin de semana.

Si bien en algún momento se informó con que el Fútbol Infantil vería luz verde entre sábado y domingo, voceros de la Liga le confiaron a este medio que oficialmente los más pequeños tampoco tendrán actividad.

Juan Pablo Navío