Gustavo Vendramin se refirió acerca de la ordenanza municipal que modifica la distancia de los criaderos porcinos en el departamento, la cual el oficialismo aprobó hace un mes agregando 50 metros.

“Desde nuestro bloque creemos que deben mantenerse las distancias, salvo algunas excepciones que puedan ser fundamentadas fácticamente”. Expresó.

Teniendo en cuenta el antecedente qué surgió mediáticamente en todos los medios del país en donde el Gobernador Verna prohibió el ingreso de carne del exterior de la República a la Provincia La Pampa, se presentó desde el bloque del PJ-FPV  2 proyectos, los cuales se espera que sean aprobados en la sesión ordinaria del día Jueves.

El primero de ellos hace referencia a que se declare de interés departamento a la producción porcina, ya que es una industria que está creciendo fuertemente en el departamento y debe ser apoyada desde el sector político y desde el Concejo Deliberante.

A su vez en esta resolución, se le solicita al Intendente que consulte con la Dirección de Ganadería, SENASA, Iscamen, Coprosamen, y con todas las entidades provinciales que se ocupan de la productividad de la provincia, a fin de realizar acciones para evitar que carnes del exterior de República ingresen al departamento.

En el segundo proyecto presentado, se le solicita al gobernador Cornejo, que tome acciones directas para evitar que carne del exterior ingrese a la provincia por dos motivos principales: en primer lugar que se mantenga el pedigree y la raza de la población porcina y en segundo lugar defender al pequeño y mediano productor porcino del ingreso indiscriminado de carne de la República de Brasil y de los Estados Unidos.

La cría porcina es una actividad que está creciendo y que genera un gran valor agregado en el departamento por ende, lo que se pretende por parte del Bloque del PJ-FPV, es ayudar y trabajar en defensa este tipo de producción que puede llegar a ser el futuro del desarrollo regional.

“Las municipalidades y comunas pueden defender todas aquellas cuestiones relacionadas al desarrollo local y que están vinculadas a la autodeterminación tanto social, humana, como productiva, y la discusión de ver si éstas ordenanzas son constitucionales o no, además los concejales están para resolver los problemas de la gente, y para legislar sobre los dificultades diarias de la ciudadanía, por eso desde el concejo queremos que los productores sepan que hay gente que está intentando colaborar y ayudarles para que puedan crecer y desarrollarse, sin que haya una competencia desleal porque la carne que viene del exterior del país viene con otro tipo de ingreso y con otro tipo de costos”, concluyo Vendramin.

Esta defensa por parte del Concejal apunta a que los productores porcinos generan valor agregado y por lo tanto generan ganancias, la que luego se traslada a la cadena económica del departamento, dando de esta manera,  una salida para el desarrollo regional  de una economía que viene desde hace años alicaída.

A.E