Un departamento ubicado en calle Agustín Álvarez y Av. Roque Sáenz Peña sufrió pérdidas de consideración producto de un incendio abrasador que se habría causado por un desperfecto eléctrico.

Personal de Bomberos se allegó al lugar tras el llamado de una vecina quien constató que salía humo de la vivienda. Los agentes rompieron la puerta y un vidrio de la misma para trabajar en el lugar. Durante 30 minutos se trabajó en el lugar con linea de alta presión hasta su total extinción.

El inquilino del departamento se encuentra fuera de la provincia por lo que se lo contactó para tomar parte de los daños que el incendio ocasionó en esa propiedad. Los daños: 2 metros de cielo raso de machimbre, instalaciones eléctricas y, en forma parcial, los rollizos de cielo raso.

Se labraron actuaciones en “averiguación incendio” en Comisaría 14° con intervención del ayudante fiscal.

F.B.