Un camionero que circulaba por Ruta 171 detuvo su marcha unos mil metros antes de ingresar a Real del Padre. En el rodado llevaba dos ruedas de auxilio, las cuales estaban sujetadas.

En medio del descanso, algunas pedradas rompieron una de las ventanillas del camión, por lo que el trabajador decidió bajar del camión a ver que era lo que había sucedido.

Fue en ese entonces cuando el camionero se percató que le habían robado las dos ruedas de auxilio que  llevaba en la parte trasera del vehículo.