Tres personas ya fueron imputadas por el hurto de la carne que perdió el camión que tuvo un desperfecto en Real del Padre. La Justicia trabaja en la identificación de otras personas con fotos y vídeos, ya que fueron decenas de personas las que participaron del ilícito.

El fiscal de instrucción de General Alvear, Martín Castro, expresó en diálogo la prensa que “personas que iban pasando comenzaron a llevarse la mercadería, lo que configura un apoderamiento ilegítimo del bien, es un hurto. Ayer comenzamos con las imputaciones de dos o tres personas y estamos trabajando con videos y fotografías para individualizar a los demás, surgen patentes, autos y personas”.

Además ya se ha citado a otras personas para seguir avanzando en la causa: “Se intenta notificar a cada uno de su conducta, que es reprochable desde el aspecto penal. No tengo conocimientos de que haya habido policías (participando de los hurtos); estaban allí y no pudieron hacer las aprehensiones, son actuantes de la comisaría de Villa Atuel”.

También apuntó el fiscal con asiento en Alvear que “ya tenemos a 10 personas individualizadas, todos los días avanzamos un poco más, se busca individualizar a los titulares de las patentes de los vehículos. Gente de Investigaciones de General Alvear está haciendo este trabajo”, confirmó a Diario San Rafael.

El lunes saquearon la carga de un camión que transportaba carne vacuna y cuyo equipo frigorífico volcó en cercanías de Real del Padre. El fiscal pretende saber quiénes fueron las personas que se llevaron del lugar del siniestro vial más de 150 medias reses, con un valor aproximado de 4 millones de pesos, lo que lo llevaría a imputarlas del delito de hurto calamitoso, arriesgando penas que van de 1 a 6 años de prisión.

Se trata de un camión que transportaba carne del frigorífico Belton desde Junín (Bs. As.) hasta San Rafael, y que tuvo el percance en la Ruta 143, a la altura del kilómetro 440, cerca de Real del Padre.

El impacto generó que el semirremolque térmico que contenía las medias reses se rompiera y dejara la carne en el piso, circunstancia que aprovecharon muchas personas para llevársela. Las imágenes mostraron a unas 50 personas, algunas de ellas en vehículos de alta gama, sustrayendo la carga del camión.