La mañana de jueves no comenzó de la mejor en el Andes Fútbol Club. El encargado de las instalaciones se encontró a primera hora con algunos destrozos provocados por autores ignorados, que evidentemente no tenían la intención de robar, sino de romper sin sentido. Una pared de la tribuna a la que le faltan varios ladrillos, vidrios de la casa antigua que se usa de depósito y bancos de cemento de los quinchos son algunas de las cosas rotas por estos malvivientes.

“Es una pena porque se ha hecho un esfuerzo enorme. Hubo mucha gente trabajando en el desmalezado, en arreglar y pintar todo. Y encontrarse con estos daños, nos tira abajo. No intentaron ingresar, sólo querían romper por romper. Es una amargura” señaló el presidente del Croto, Miguel Nievas.

El predio de Andes es realmente grande y se dificulta tenerlo vigilado en todos los sectores. “Hacemos el esfuerzo de tener la mayor seguridad posible. En los dos años que estamos hemos luchado para poner todo en condiciones. Pero necesitamos un cierre más seguro, porque los alambrados los arreglamos y lo rompen constantemente. No vamos a hacer denuncia, ya no tiene sentido” finalizó el dirigente.

Tridente Ofensivo.