Recibió los atributos de manos de Alfredo Cornejo en un acto institucional que reunió a gran cantidad de público en la explanada de la Casa de Gobierno. Es del décimo mandatario provincial desde la recuperación de la democracia. Rodolfo Suarez, quien será la máxima autoridad de la provincia hasta 2023, se dirigió a los mendocinos poniendo énfasis en el dialogo y la construcción de consensos.

Luego de la toma de juramento en la Legislatura, el nuevo Gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, y el resto de las autoridades se trasladaron a la Casa de Gobierno, donde, como es tradición, recibió los atributos simbólicos de mando, el bastón y la banda, de manos de su antecesor, Alfredo Cornejo.

Todo estaba dispuesto frente a la Casa de Gobierno desde muy temprano en la calurosa tarde mendocina. Horas antes comenzó a llegar el público que acompañaría el traspaso de mando.

El acto de asunción de mando gobernativo comenzó a las 20.19, cuando el termómetro marcaba una temperatura superior a los 34 grados. Ingresaron a la explanada de Casa de Gobierno Alfredo Cornejo y Rodolfo Suarez, acompañados por sus familias. Saludaron a los militantes, que acompañaron en gran número, también a funcionarios y legisladores.

Inmediatamente, la cantante lírica mendocina Verónica Cangemi interpretó el Himno Nacional Argentino, en una emotiva versión acompañada con guitarra y bandoneón que le dio el primer momento emocionante al acto.

El Gobernador saliente, Alfredo Cornejo, dirigió sus últimas palabras como mandatario al pueblo de la provincia, con un agradecimiento constante por el apoyo de los mendocinos y las mendocinas que lo acompañaron en sus cuatro años de gestión. Tuvo palabras emocionadas para su familia y dijo que fue “un alto honor haber sido el cuadragésimo sexto gobernador de la provincia”.

Cornejo fue breve en su discurso, que circunscribió a los agradecimientos, “especialmente a los ciudadanos que me validaron en mi gran pasión que es la política”.

Luego del discurso de Alfredo Cornejo, del traspaso de atributos y de la toma de juramente a los nuevos ministros provinciales, el Gobernador Rodolfo Suárez se dirigió por primera vez a los mendocinos desde el máximo puesto de responsabilidad institucional.

Su discurso se centró en las propuestas de mayor crecimiento para la provincia, haciendo hincapié en el diálogo y los consensos que se deben lograr.

Dijo que el suyo será un gobierno de puertas abiertas y de liderazgos compartidos.

Los agradecimientos personales llegaron en el tramo final de su discurso, junto con la emoción por la responsabilidad que asume y el recuerdo de su padre.

Rodolfo Suarez cerró con sus palabras el acto de traspaso de mando gubernativo, poniendo su energía en llegar “a los mendocinos y mendocinas, que son los protagonistas y los destinatarios de cada decisión que tome en los próximos cuatro años”.

“Me han honrado depositando en mí el orgullo, la confianza y el honor para que desde hoy por cuatro años sea el Gobernador de Mendoza. Es a ustedes a quienes quiero expresarles la emoción de este momento”.

El mandatario reflexionó al decir que es el décimo gobernador después de la recuperación de la democracia en esta provincia. “Nuestra historia ha tenido la particularidad de una alternancia de gobiernos, una institucionalidad que caracteriza a los mendocinos. Todos coincidimos en que Mendoza crezca, que Mendoza cada día se vida mejor”.

Suarez abrió explicó que en la política, en la sociedad, en la familia, “para que haya vínculos sanos es necesario que cada uno es lo que quiera ser. Que cada uno tenga trabajo, que los adultos mayores tengan una vida en paz, entornos seguros y agradables. Es una definición de lo que tenemos que buscar”.

Desarrollo económico

Otro de los puntos fuertes de su discurso, también en concordancia con lo expresado frente a la Asamblea Legislativa, tuvo que ver con la recuperación del desarrollo económico: “Debemos desarrollarnos y hacerlo con dignidad, pensando en los que no tienen trabajo y en los que aún no tienen una remuneración digna por su trabajo”.

“Como gobernador de una de las provincias más importantes del país, y que no pertenece al arco político nacional, deseo que al nuevo gobierno nacional le vaya bien. Estoy plenamente convencido de que si en algún momento Argentina encuentra el rumbo y al gobierno nacional le va bien, a los mendocinos nos irá mucho mejor, porque hemos tenido en los últimos cuatro años un Gobernador de lujo como Alfredo Cornejo”.

Sostuvo además que Cornejo fue un gobernador que llevó adelante un proceso de reparación histórica de Mendoza. “Queremos seguir esa huella. Las cosas que cuestan son las que valen, vamos a cuidar todo lo que hizo Alfredo”.

A.C.