El lunes a la madrugada ladrones entraron en una casa y robaron diez mil pesos y una computadora portátil.

El hecho fue denunciado por el dueño de casa, un hombre de 34 años.

La vivienda está ubicada en la calle Liniers. Los delincuentes aprovecharon la ausencia de personas en el interior para romper las rejas e ingresar. Luego huyeron hacia un rumbo desconocido.

En la noche, el hombre regresó a su casa y se encontró con todo revuelto. La causa es llevada a cabo en la comisaría 14.