Con la convicción de que Mendoza debe unirse en defensa del Atuel, el superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli, convocó a referentes de Alvear para escucharlos, e incluso discutir sobre la situación en la que está el conflicto con La Pampa por el agua del río Atuel.

Marinelli es uno de los mendocinos que integra la Comisión Interjurisdiccional del Atuel Inferior (CIAI), que se reactivó luego de que el 1 de diciembre la Corte Suprema de la Nación instó a Mendoza y La Pampa a conciliar.

Ambas provincias deben acordar un caudal hídrico apto para recomponer el ecosistema pampeano, en un plazo de 30 días, que se cumple el 14 de febrero, y a partir de ahí diseñar un plan de obras que asegure ese caudal. Para esto último, el máximo tribunal fijó un plazo de 120 días, que se vence el 29 de junio.

El plan de obras debe ser acordado por la Nación y las provincias involucradas, mientras que debe atender a las necesidades de ambos litigantes, es decir que los trabajos que se concreten deberán ser pagados por ambas provincias y la Nación y el actual estado del ecosistema pampeano, además de asegurar la dotación de riego para los usuarios mendocinos.