Luego de una serie de investigaciones se logró recuperar un celular robado a principios de agosto.

En aquella ocasión la víctima había denunciado que en la Escuela Constancio C. Vigil, lugar en el cual trabaja le sustrajeron su teléfono Samsung J7.

En el día de ayer, se procedió a realizar un allanamiento en un domicilio de calle Piérola donde se encontró el artefacto.

A.C.