Desde Defensa Civil y Bomberos de la Policía de Mendoza hacen llegar a la población algunas recomendaciones preventivas para evitar el incendio de la vivienda.

Una de las medidas principales que se deben tener en cuenta es el conocimiento de la vivienda. Esto implica que los habitantes deben saber dónde están ubicados el tablero de la luz y la llave de corte de gas.

También se debe tener en cuenta que enchufes y llaves de luz se encuentren en buen estado, evitar que los cables queden a la vista y al alcance de los niños, tener identificadas las posibles causas de incendio.

Es importante además no mantener material inflamable cerca de fuentes de energía o toma corrientes, desenchufar los electrodomésticos una vez utilizados.

No acumular papeles, trapos, maderas y demás elementos inflamables a la interperie, como también evitar que estos elementos estén cerca de ceniceros o cualquier otra fuente que genere llamas.

Controlar una vez al año, por gasista matriculado, las instalaciones de gas, en caso de estufa a leña o salamandra, evitar que los niños agreguen elementos al fuego y evitar wque estos jueguen con fósforos. Si hay bebes en la vivienda, cubrir los enchufes o bocas de luz que estén a su alcance.

Si al ingresar a un ambiente siente olor a gas, no encienda la luz ni fósforos y ventilar rápidamente.

En caso de que se produzca un incendio en la vivienda se debe mantener la calma y llamar al 911, no debe pensar que otro ya lo hizo.

Evacuar rápidamente, no corra, salga en fila y vaya cerrando puertas a medida que va saliéndo, esto evita que el fuego se propague con rapidez. En caso de existir humo, cubrirse la nariz y boca, salir agachado.

Si no puede abandonar el lugar, acérquese a una ventana abierta para respirar aire fresco y espere a ser rescatado. También puede cerrar la puerta y tapar la base para evitar que ingrese el humo.

No transporte bultos, esto puede dificultar la evacuación.

Es importante tener en cuenta que los accidentes no tienen hora. Ocurren en cualquier momento, por eso es necesario que los hábitos de autocuidado, que duran toda la vida, comiencen a edad temprana.

A.C.