Están contemplados en la Constitución nacional desde 1853, pero sólo se aplican en seis provincias argentinas. En octubre de 2018 se sancionó en la Provincia de Mendoza la Ley 9.106 que establece la participación ciudadana en la administración de justicia a través de la implementación de Jurados Populares para juzgar los delitos de homicidio agravado previstos en el art. 80 del Código Penal de la Nación.

En el sur mendocino los juicios por jurados vuelven con el caso de femicidio ocurrido en Alvear, en el que el policía Acuña asesinó a su esposa Lorena Segura. Con el objetivo de saldar dudas respecto a la implementación y modos de aplicar esta forma de juzgar, F.M. Viñas dialogó con al Dr. Gustavo Vendramín.

Dr. Gustavo Vendramín, ex concejal alvearense.

Allí, los 12 ciudadanos seleccionados oportunamente deberán decidir si el policía alvearense Víctor Hugo Acuña es culpable o no de matar a su esposaLorena Segura. Acuña llega a esta instancia con la imputación del delito de “homicidio doblemente agravado por uso de arma de fuego y por el vínculo” y arriesga una pena de cadena perpetua.

Será el cuarto juicio por jurados populares en la Segunda Circunscripción Judicial (el sur de la provincia) y tendrá lugar entre el 3 y el 6 de agosto próximos, en el Centro de Congresos y Exposiciones en San Rafael.

¿QUÉ ES UN JUICIO POR JURADOS?

“Es una de las grandes reformas que ha tenido la normativa procesal mendocina siendo una copia de lo que sucede en otras partes del mundo. Se ha intentado asimilar al sistema norteamericano con algunas cuestiones parecidas y otras iguales, no es como en las películas”, explicó el letrado.

¿PARA QUÉ DELITOS SE APLICA?

Sobre la aplicación, manifestó que es “para los delitos de mayor dureza contemplados en nuestro Código Penal y, en nuestra provincia, en Mendoza como inicio se aplica para los delitos homicidios dolosos que tengan penas privativas de reclusión o prisión perpetua, que son los homicidios agravados”.

¿CÓMO ES LA ELECCIÓN DE LOS MIEMBROS?

Al ser consultado por la elección de los miembros del Jurado “Popular”, subrayó que “bajo un software elije de forma aleatoria a los ciudadanos que están inscriptos en una lista que se completa con el sistema electoral siempre cumpliendo los requisitos de edad”.

Destacó que al ser notificados sobre la participación en el juicio, “significa una carga pública en la que es obligatorio asistir salvo que haya una excepción extraordinaria como estar internado o tener que hacer un viaje por cuestiones absolutamente justificadas. Por eso se suelen elegir suplentes”.

Respecto al conocimiento que deben tener los miembros sobre el Derecho, Vendramín manifestó que no es necesario “aunque puede tocarle a alguien que tiene conocimiento jurídico.  El sistema aleatorio puede enviar a jurados de diferentes lugares de la provincia. Se está intentando modificar que sea por circunscripciones pero se debe tener en cuenta que lo más factible es que no tenga contacto con la víctima, imputado y/o familiares”.

PARTICULARIDADES DEL MODELO ARGENTINO

El grupo de ciudadanos del lugar debe definir si existió el hecho que se investiga y si el acusado es culpable o no: “Aquí determinan la culpabilidad o absolución de la persona sobre el delito que se le imputa. Si el sindicado es culpable, el juez gradúa o determina cuál es la pena que se va a aplicar”, y aseguró que la sentencia “es totalmente apelable en función al sistema mendocino normal con los recursos extraordinario de casación, etcétera”.

IMPORTANTE:Para que se aplique la culpa o inocencia del imputado tiene que haber total consentimiento de todos los miembros del jurado. Si hay uno que entiende que es inocente en contrapartida con el resto que determina que es culpable, empieza a funcionar un inconveniente en el proceso del juicio que el juez deberá cejar”.
•Fernando Burett (F.M. Viñas).