El Gobierno nacional tiene pensado digitalizar las transacciones para en el futuro cerrar los registros. Muchos de ellos están vinculados con referentes políticos.

En Mendoza basta con repasar la lista de los encargados para encontrar a simple vista nombres de personas relacionadas a importantes políticos del PJ, del radicalismo y hasta del Pro.

En General Alvear también existen vínculos entre la política y el Registro Automotor. La encargada en ese municipio es María Laura Casado, esposa del concejal del PRO Sebastián Martínez Barón, donde a su vez, Belén Casado, hermana de Maria Laura y cuñada del concejal del Pro, Belén Casado tiene un cargo municipal como  Directora de inspección General de la Municipalidad.

La relación entre la política y los Registros del Automotor es vieja. Según los datos publicados por La Nación, en 1990 solo había 300 registros en todo el país. Cuando Carlos Menem dejó el Poder Ejecutivo, eran más de 900. Con el menemismo quedó claro el objetivo del reparto de registros: fue un mecanismo de pago de favores políticos o de concesión de un negocio muy rentable para los amigos del poder.

En la provincia no se puede asegurar que se haya dado esa lógica. Pero es innegable que al igual que en el resto del país, aquí también la política se cruza con la titularidad de los registros.

A.E