Para quienes ya están cansados de tanta agua del cielo, hay una mala noticia: las lluvias continuarán durante el verano.

Así lo indica el pronóstico climático trimestral elaborado por el Servicio Meteorológico Nacional para los meses de diciembre, enero y febrero.
Según la previsión del organismo oficial, para la zona Sur de Mendoza se esperan precipitaciones pluviales superiores a las medias históricas de estos meses y temperaturas algo inferior a lo habitual para la temporada estival.

Esto es similar a lo que vino ocurriendo en la primavera que está por finalizar. En promedio, sus jornadas fueron mucho más frescas de lo habitual, e incluso hubo algunas semanas de setiembre y octubre que realmente fueron días invernales. Además, las lluvias fueron superiores a lo que se espera en este período del año.

Esto último ya es un hecho en General Alvear, donde hasta el miércoles se habían acumulado 368 milímetros de agua, superando los 350 mm de la media anual. Según las previsiones, se espera que El Niño aumente su intensidad en los meses de diciembre y enero y comience a disminuir a principios del otoño.