El 16 de septiembre de 1986 tenía lugar la . Si algo caracteriza a nuestro pueblo es su espíritu de lucha y firmes convicciones al momento de hacer un reclamo o hacer sentir una problemática. Aquel 16 de septiembre de 1986 fue una jornada histórica para los habitantes de General Alvear, con la movilización «Alvear Unido-Alvear de Pie».

Por aquellos años la Ley de Promoción Industrial para las provincias vecinas, amenazaba con paralizar las pocas industrias que existían en el departamento. A eso se sumaba un proceso que se agudizaría con los años y que ha recrudecido en la actualidad, caracterizado por el impacto de eventos de origen climático, el abandono de propiedades agrícolas, un diverso abanico de enfermedades que han afectado a la producción local y sumado a un deterioro en las condiciones de comercialización de nuestros productos. Con una dependencia económica de la actividad agrícola, cuando esta se resiente, se hace notar en toda la cadena productiva.

Por aquel, hoy lejano 1986, se decía desde los núcleos productivos alvearenses que la situación era extrema y se entendía que solo una férrea unidad de nuestra gente haría posible hacer sentir el reclamo.

La primera consigna fue establecer objetivos claros y precisos y para ellos se unieron en la misma mesa el Intendente Municipal, Mario Héctor Valdez, el Honorable Concejo Deliberante en pleno, la Cámara de Comercio local con su presidente Ángel Santolin a la cabeza, la Sociedad Rural local y el sector de los trabajadores alvearenses representados por la Confederación General del Trabajo y la mayor parte de los sindicatos, las entidades que agrupan a los profesionales de nuestro departamento y algunas escuelas de nuestro medio.

Tractores, camiones, camionetas, autos llenaron la Avenida Alvear Oeste y cerraron el paso en la zona céntrica del casco urbano local. Quienes transitaban por nuestras rutas nacionales, debían desviar por caminos eventuales ya que el microcentro estaba congestionado por la afluencia de alvearenses.

Las crónicas periodísticas cuentan que el comercio se paralizo por toda la jornada, los alumnos no asistieron a las escuelas, los obreros de las industrias no asistieron a las fábricas, bodegas y secaderos para hacer sentir su presencia en la manifestación.

Desde las primeras horas de la tarde se podían observar, en las veredas de la arteria principal de la ciudad, grupos de alvearenses que confluían en el monumento al General José de San Martín y ya las Avenidas Alvear Este, Libertador Sur y Norte se bloqueaban por el incesante llegar de vehículos de todo porte.

Al decir de algunos presentes y que hoy evocan esta jornada, “era un espectáculo”, se podían ver a empresarios y trabajadores unidos junto a dirigentes políticos y sociales y alumnos y docentes junto a familias completas marchando por la Avenida Alvear Oeste. El Intendente Municipal Mario Héctor Valdez fue el encargado de leer la “Declaración de General Alvear”, en donde se expresaba: “Porque es nuestro deber defender la integridad de la familia. Porque estamos dolidos del permanente éxodo de padres, hijos, hermanos, vecinos. Porque estamos convencidos que la situación de gravedad económica y social de General Alvear, no admite punto de comparación con otros departamentos de la provincia.

Porque estamos persuadidos que el posible cierre de las pocas industrias que quedan, significara el cierre definitivo de un General Alvear, en su afán ya no de crecer, sino de subsistir”

Valdez siguió en su discurso diciendo: “Porque entendemos que nuestros reclamos son justos. Así como injustas e injustificadas las postergaciones. Porque este es el clamor de todo un pueblo.”

Continuo: “Porque somos ardientes defensores de la democracia y en la estampa de las firmas que respaldan esta declaración esta su esencia, Ejecutivo Municipal, Honorable Concejo Deliberante, partidos políticos, entidades intermedias, industriales, obreros, agricultores, comerciantes, profesionales, estudiantes”. “Porque nos respaldamos mutuamente en las gestiones que se realizan. Porque las difíciles circunstancias indican que se agota el tiempo de espera”.

Mario Héctor Valdez agrego: “Por todo ello es que solicitamos a la brevedad se conceda a General Alvear lo que por derecho natural le corresponde:

  • A-Declarar a todo el departamento de General Alvear como Zona 1 de Promoción Industrial, con todas las ventajas que otorga la Nación.
  • B-Se ordene la inmediata conexión del gas natural y que la infraestructura principal la construyan Gas del Estado y EMSE.
  • C-Incluir a General Alvear como Zona de Desastre.
  • D- Que se ordene la aplicación de la Ley de Fraccionamiento en Origen con toda energía.

Al término de la “Declaración de General Alvear”, para el gobierno provincial que en aquel momento encabezaba Santiago Felipe LLaver y la Nación con Raúl Alfonsín, el aplauso de la multitud agolpada en la puerta de la Municipalidad se hizo escuchar, y las exclamaciones de aprobación rubricaron la voluntad de un pueblo de seguir en la lucha.

Hoy a más de 30 años la mayor parte de estas problemáticas expresados en la declaración, no solo que se mantienen, sino que se han acentuado.

Fuente: Crónicas Departamentales / A.C.