En dialogo con F.M. Viñas, el delegado de Bowen Hernán Climent reflejó como se vive la cuarentena en el distrito del este, al igual que el servicio que se brinda desde la Delegación.

“Está la necesidad de la gente de haber cobrado, de salir a comprar, pero por el oro lado está el respetar la cuarentena al pie de la letra”, señaló.

“No estamos acostumbrados a que nos limiten la libertad, pero es la única manera de sobrellevar esto es quedándonos en casa, aislándonos”.

Climent resaltó las acciones que se están desarrollando desde el municipio en cuanto a la desinfección de espacios públicos.

Al estar todo prácticamente paralizado y con la imposibilidad de poder salir a trabajar, en muchos hogares los recursos se van terminando, “lo único que sigue es la cosecha de uva”, pero que ya está pronta terminar, “ahí se puede agravar un poco más el problema”.

Con el actual contexto, mencionó que a través de las escuelas se han entregado bolsones de alimentos, principalmente en sectores rurales.

Además se ayuda en la carga de datos para acceder a programas como la tarjeta alimentar y otros sociales. “Todo lo que podamos facilitar y atender lo estamos haciendo”.

En cuanto al personal licenciado por comprender los grupos de riesgo, señaló que gran parte está en dicha situación. Las cuadrillas de servicios públicos y algunos administrativos continúan su labor.

CENTRO DE SALUD

El centro de salud está funcionando, “no ha habido inconvenientes con la guardia”. El servicio de ambulancia y enfermería  presta servicio y las guardias están cubiertas.

“Hemos prestado el servicio de desinfección en toda el área pública y acompañando en lo que se puede”, completó.

A.C.