El banco Nación autorizó un sobregiro de $100 millones, que apagarán el fuego de los haberes pendientes y los aportes a las escuelas privadas. Los proveedores, a la cola.

 

Luego de una semana de máxima tensión en la Provincia por la falta de fondos para el pago de sueldos el gobernador Francisco Pérez consiguió el alivio final para afrontar los haberes pendientes.

 

El banco Nación autorizó a la provincia un sobregiro de $100 millones, con los cuales se cancelarán mañana los sueldos pendientes, que son los de quienes cobran más de $33.000 pesos, y los demorados aportes a colegios privados.

Los sueldos se llevarán unos $70 millones, mientras que las escuelas recibirán unos $30 millones en subsidios.

 

De esta forma Pérez respira frente a la nómina salarial aunque los proveedores (menos los de servicios esenciales) deberán seguir en la cola esperando.

 

Desde el gobierno informaron que además de completar la totalidad de los fondos para el pago de haberes de la nómina salarial, se transfirió la totalidad del dinero para el pago de los SEOS (Servicios Educativos de Orientación Social) y colegios privados de cuota “cero”. También se inició la transferencia al resto de los colegios privados que continuarán recibiendo fondos en los próximos días.

FUENTE: MDZ