Después de cinco años de haber transitado un tratamiento a raíz de una Leucemia Linfoblástica Aguda, el pequeño Antonio Zemleduch, (Toni), de 9 años, recibió el alta médica en el Hospital Humberto Notti y también un regalo inesperado: la bicicleta que tanto anhelaba, que fue obtenida luego de una campaña.

Oriundo de General Alvear y miembro de una familia numerosa, fue diagnosticado a los 4 años. Durante el proceso, su salud sufrió numerosos vaivenes pero siempre se mostró optimista. En 2018, en pleno tratamiento, participó de la Vuelta Ciclística de Mendoza enfundado en una remera con una inscripción referida a la lucha contra el cáncer infantil. Y alguien prestó atención.

Mariano Nano Méndez, instructor de la escuela de ciclismo Raza Biker, se enteró del alta y enseguida se puso en campaña para sorprenderlo. La bici, blanca, rodado 26, fue posible gracias a la colaboración de mucha gente, en especial de una bicicletería (Evolution), mientras que un laboratorio (Coloplast) organizó una recepción para «coronar» la ocasión.

«Es un héroe y se ganó la bicicleta y un trofeo por haber ganado la batalla de la vida», dijo Nano. «Hoy comienza una nueva etapa. Es el día más feliz de nuestras vidas«, dijo Alejandra, su mamá al Diario Los Andes. El hematólogo Guillermo Arbesú, que atendió a Toni todos estos años, reflexionó: «Es un niño curado y hay que celebrarlo«.