El presidente de la Federación Económica de Mendoza, Adolfo Tripodi, reiteró su preocupación por el impacto que aún sigue teniendo en los comercios de la provincia el llamado “Efecto Chile”. En este sentido expresó que “el drenaje de la economía mendocina hacia Chile es incesante”.

En declaraciones a radio Nihuil y consultado por las expectativas en el corto plazo, Tripodi señaló que desde el punto de vista del comercio minorista, “no vemos que la cosa se revierta”.

De todos modos aclaró que esta situación no se resuelve con el tipo de cambio o con devaluación. “El problema es de competitividad interna. Cómo se va a resolver esto si tenemos este esquema laboral”, expresó. Aquí Tripodi recordó la industria del juicio laboral, los fallos en la materia que en el caso de Mendoza están contemplando para su actualización la tasa de interés más gravosa (tasa para préstamos de libre disponibilidad del Banco Nación) y las consecuencia que esto trae para Pymes y comercios.

Además enfatizó que la competitividad “es un problema sistémico”. Explicó que “cuando uno compite con un producto de afuera, en ese producto vienen muchas cosas como mano de obra, sistema impositivo, sistema laboral, logística, transporte, comunicación. Por eso es tan importante que todo el mundo comprenda que esto no es problema ni de una empresa ni de un producto sino de un país”.

Finalmente destacó el esfuerzo de CAME por poner el marcha el programa de 12 cuotas para provincias del frontera junto a la cámara de tarjetas ATACyC y las acciones desarrolladas por el gobierno de Mendoza al lanzar recientemente la campaña “Compre Mendoza” para fomentar las compras en los comercios locales.