El agua y la postergación del Boca – River, hicieron que la final del fútbol alvearense entre Pacífico y Bowen, debiera ser suspendida.

Según indicaron desde la dirigencia de la Liga Alvearense de Fútbol, más allá de lo que pasó en la ciudad de Buenos Aires, la importante cantidad de agua precipitada sobre el departamento hizo que la cancha del Lobo no estuviera en las condiciones adecuadas para disputar el encuentro.

Todo indicaría que el partido se jugaría el próximo domingo, algo que será confirmado durante la noche del martes.

A.C.