A partir de los primeros días de enero de 2018, cuando entrará en vigencia la nueva ley de tránsito, todas las personas que vayan en un vehículo deberán tener puesto el cinturón de seguridad, tanto en los asientos delanteros como traseros.

Los niños hasta 11 años tendrán que ir sentados atrás y los menores de 4, con un sistema de retención infantil. Los ciclistas se equiparan con los motociclistas en el uso obligatorio del casco.

El proyecto de reforma de la ley 6082, que regula el tránsito en la provincia, fue aprobado ayer por Senadores, con 19 votos a favor y 11 en contra.

Está previsto que la nueva normativa entre en vigencia a los 30 días de su aprobación y el Ejecutivo ya está trabajando en su reglamentación, aunque indicaron que no son demasiados los aspectos a reglamentar, porque muchos ya están incluidos en el texto de la ley.

En la modificación se incorporó que todos los ocupantes del vehículo deben viajar con el cinturón abrochado, no sólo conductor y acompañante, sino también quienes vayan en los asientos traseros.

Los niños menores de 12 años deberán ir sentados atrás y los menores de 4 años estar en un dispositivo de retención infantil homologado.

Las mascotas ya no pueden ir en los asientos delanteros ni sacando la cabeza por la ventanilla, sino que tendrán que estar atrás y sujetados, para que no interfieran con la visión, la atención ni la libertad de movimiento del conductor.

La nueva ley explicita que los municipios deberán fomentar el desplazamiento peatonal y el uso de la bicicleta como medio habitual de transporte. También, construir una red de sendas para la circulación peatonal y de bicicletas.

Para los ciclistas pasa a ser obligatorio el uso de un casco de seguridad homologado y de luz blanca hacia adelante y luz roja hacia atrás.

Si bien hasta ahora es habitual que, ante una infracción, se retenga la licencia de conducir, a partir de la entrada en vigencia de la normativa no estará permitido.

Las excepciones a esta regla son: cuando esté vencida, la categoría no corresponda con la clase de vehículo conducido, estuviera adulterada o falseada, el conductor esté inhabilitado por un juez, o los datos no correspondan con los DNI.

Otra situación que se suele generar cuando los inspectores piden un comprobante de pago del seguro, es que muchas personas están adheridas al débito automático y carecen de un recibo.

Esta cancelación se podrá acreditar por diversos medios, como un correo electrónico, captura de pantalla o mensajería instantánea.

En cuanto a las prohibiciones, no está permitido circular por la vía pública en motos deportivas, cross, enduro, cuatriciclo, arenero, karting, cualquiera sea su cilindrada. Tampoco se habilita la circulación de vehículos de tracción animal en las zonas urbanas.