Los legisladores mendocinos recibieron $40.750 pesos de aumento durante el año que pasó. Este dato surge de comparar el salario de enero del 2018, con el del 2019. En total, el incremento fue del 46%. Esto porque los sindicatos de estatales arreglaron en la paritaria con el Ejecutivo el pago de cláusula gatillo por la inflación que midiera en INDEC en zona Cuyo.
El dato fue proporcionado por el legislador del FIT, Lautaro Jiménez, quien destacó que, mientras en el sueldo promedio de una docente, las subas de un mes al otro pueden ser de entre $400 y $600, en el de un legislador, es probable que llegue a los $10.000.

Cómo avanzó el salario.

En enero del 2018, un parlamentario provincial tenía un sueldo de $81.850. Con los aumentos por paritarias, sus ingresos llegaron a los $88.900 en junio, a los $96.600 en septiembre, y superó los $116.000 en diciembre.
Si a esto se le suman los aguinaldos, que fueron de 51000 en junio y 68500 en diciembre, cada legislador y legisladora ganó aproximadamente 1.300.000 pesos en el año.
Mientras, un docente que gana $24.000 pesos, anualmente percibe 312000, 76% menos que un legislador.

“Cobran sueldos de gerentes”

Por su parte, Jiménez opinó al respecto de los ingresos de los parlamentarios “hay una diferencia enorme en cómo impactan los aumentos en los sueldos de los empleados públicos, una enfermera, una maestra, y cómo lo hacen en las dietas de los Legisladores que parten de pisos altísimos“, y agregó “Cobran sueldos de gerentes, para votar leyes a favor de los grandes empresarios y en contra de la gente común”.
Para Jiménez, sus compañeros de tareas “viven en una burbuja, no viajan a la Legislatura en colectivo, como nosotros que cobramos como una maestra“.

Fuente: Uno San Rafael/ Edición: F.B.