El superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli, destacó las experiencias aprendidas de otros países en el reciente congreso hecho en Mendoza con la sequía y el cambio climático de fondo. Además, habló de las ideas para mejorar la distribución del agua en las cuencas del Atuel y el Diamante.

Recientemente el mundo del agua se reunió en Mendoza para analizar y debatir las problemáticas que afectan a la Seguridad Hídrica y a la Gobernanza en distintas partes del mundo, a partir de experiencias que se compartieron a lo largo del 2º Congreso y Exposición Internacional “Agua para el Futuro”.

Desde el gobierno señalaron estar conformes con la concreción de este congreso. Más allá de la expectativa previa generada por los más de 1.500 inscriptos y una gran cantidad de expositores provenientes de distintas partes del mundo, los dos ejes planteados, Seguridad Hídrica y Gobernanza, han sido abordados desde diversos puntos de vista.

“Hubo experiencias muy buenas, como las de España e Israel. En Israel reutilizan el 93 por ciento del agua y de eso el 90 por ciento la vuelven a consumir. Ellos están haciendo hace mucho la desalación del agua de mar. Han encontrado una salida a su problemática. Irrigación presentó trabajos orientados a las políticas que venimos ejecutando. Nuestros profesionales están a la altura de otros en el mundo, pero hay países que han reaccionado antes a la sequía y hay que aprender de ellos, de la reutilización de los israelíes y de los sistemas de créditos de agua con los españoles”, señaló Marinelli.

El funcionario, expresó que “cada vez habrá más escasez de agua por el cambio climático. El riego, que es donde se utiliza entre el 90 o 95 por ciento del agua, hay gente que lo hace bien y mucha gente que riega muy mal”.

Marinelli habló de la situación de los ríos locales y dijo que “en el Diamante y el Atuel hay un abandono que supera ya el 50 por ciento. Lo que estamos haciendo es trabajar bastante con los agricultores, es muy difícil avanzar cuando un productor no tiene las posibilidades económicas de salir adelante”.

Sobre un proyecto para las tierras abandonadas, adelantó que “el lunes viene una misión de países árabes y existe una posibilidad de financiamiento para tierras con pastura con tecnología de riego moderna. Es para que esas tierras abandonadas vuelvan a ser productivas, tanto en el Diamante y el Atuel como en Santa Rosa y La Paz”.

Fuente: Diario San Rafael / Edición: A.C.