Ayer se dio inicio al Ciclo de Mesas de Diálogos intersectoriales para tratar diferentes temas relacionados al desarrollo de General Alvear y establecer directrices que formen parte de políticas de estado en beneficio del departamento y sus habitantes.

La primera mesa fue la ínter-religiosa, y de ella participaron 30 representantes de diferentes instituciones del departamento. La idea surgió del intendente Walther Marcolini y responde a la necesidad de encontrar consensos y escuchar a la ciudadanía para buscar soluciones a problemas comunes y centrales para el desarrollo.

Durante la presentación Marcolini enfatizó sobre 10 ejes centrales de desarrollo propuestos por el municipio: Alvear Innovadora y Tecnológica; Educadora; Sustentable y habitable; Saludable; Inclusiva; Emprendedora; Transparente; Resiliente; Cooperativa y Turística – Cultural.

Con respecto a la iniciativa, Marcolini dijo: “General Alvear debe tener una mirada colectiva de mediano y largo plazo que haga que este departamento se desarrolle de verdad y sea una alternativa para nosotros, para los adultos mayores, para los jóvenes y las generaciones que vendrán, y hacía falta ese espacio. Creemos que es la primera vez que el ejecutivo municipal convoca a los diferentes credos e iglesias, con el fin de poder llegar a consensos trascendentes que permitan fijar una agenda pública para que cumpla cualquiera sea el gobierno que esté de turno, compatible con los objetivos de desarrollo sostenible de la agenda 2030 y los valores de nuestra comunidad”.

Uno de los participantes de la mesa de diálogo fue el pastor del Centro Cristiano para las Naciones, Jorge Berdolak, quien destacó la labor en cuanto a la búsqueda de consensos: “Es un gesto muy positivo el hecho de que el estado como gobierno trabaje para que estemos juntas todas las instituciones para el bienestar de nuestra comunidad.”

El Padre Horacio Valdivia de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús destacó la iniciativa: “Nos hace bien que haya un intendente que nos plantee una visión del departamento a futuro, con una política de estado. Eso nos deja tranquilos, me ha parecido excelente la exposición y la mayoría coincidimos con lo planteado. Uno de los gestos más importantes de un gobernante es la virtud de la prudencia, y eso supone saber recibir consejos y críticas, que ayuden a corregir; en ese sentido noto una apertura importante por parte del equipo de intendencia”.

Por último, y refiriéndose a la continuidad de la agenda de las mesas de diálogo, el Intendente manifestó que las próximas mesas serán con otras instituciones de la sociedad civil, y por último será con los partidos políticos, para confluir finalmente en un gran encuentro con todas las entidades del departamento, a principios del 2019, para poder validar un documento en el cual fijar para los próximos 20 años, políticas de estado.

A.C