El fin de semana un joven de 19 años quedó detenido con custodia policial en el Hospital Schestakow, más precisamente en el área de salud mental.

El joven carga con el antecedente de agredir a un efectivo policial con un arma blanca en la vía pública y también con reiterados delitos contra la propiedad.

La última detención tuvo lugar luego de una persecución policial cuando el muchacho se hizo con una moto en el momento que la dueña abría el portón para ingresar el rodado. La policía actuó de manera eficiente y pudo arrestarlo en pleno intento de fuga.

La justicia ordenó que se le realice una pericia psiquiátrica para constatar el estado mental del detenido. Si el resultado arroja alguna patología, el acusado quedará libre en caso contrario seguirá arrestado ya disposición del juez.

D.I.