El pasado domingo 18 de octubre se celebraron las elecciones generales en Bolivia, cuyo resultado posicionó en primera vuelta con el 54,41% de los votos a Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS). Las elecciones estaban previstas para el 3 de mayo pero la pandemia obligó a aplazarlas.

Luego de un periodo de ‘transición‘ en el vecino país donde tras la dimisión de Evo Morales a la primera magistratura de ese país, asumió la entonces segunda vicepresidente del senado Jeanine Áñez. Con la contundente victoria del MAS, la situación en el país altoperuano da un giro importante.

En contacto internacional, F.M. Viñas mantuvo diálogo con el periodista y analista político boliviano Mauricio Rodríguez, con residencia en Cochabamba: «Felizmente tras las elecciones, que ocurrieron normalmente sin incidentes que hayan puesto en duda el resultado, se ha visto la desazón de aquellos que vuelven a ser oposición en nuestro país. Las sensaciones en estos momentos se basan en la incredulidad y la aceptación de estos resultados finales«, graficó.

El Presidente Fernández celebró ‘el regreso de la democracia en el país vecino

Desde que Evo Morales le dio la venia a Luis Arce para representar al MAS, las encuestas indicaban un fuerte respaldo a este candidato, fenómeno que se vio reflejado en el escrutinio definitivo: «Le daban favoritismo al paceño Luis Arce, sin embargo no con una diferencia tan grande. Se estimaba que entre el primer y segundo lugar la brecha sería entre un 6 y 8%. La cantidad de indecisos que se registraban antes de las elecciones parecieron haber apostado en los cuartos de votación al candidato de Evo Morales dándole una diferencia favorable de 20 puntos sobre Caros Mesa«, sostuvo Rodríguez.

Al ser consultado sobre la asunción del nuevo presidente de Bolivia, el periodista manifestó: «Se espera que esta noche tras la finalización del conteo oficial a cargo del Tribunal Supremo Electoral se tomaría un plazo entre el 30 de octubre y el 14 de noviembre para que asuman las nuevas autoridades«.

En Bolivia todavía se registran más de 20 procesos judiciales en contra del ex presidente Morales que le impedirían arribar al vecino país «recordemos que recientemente se ampliaron las investigaciones y ya se extiende una nueva citación para preste declaraciones y podría ser aprehendido para que responda ante la Justicia de Bolivia. Vaticinamos que por esas razones no llegaría al país para el cambio de mando«.

Se conoció que el Presidente Alberto Fernández asistirá a la ceremonia de asunción con el fin de fortalecer la agenda regional: «Si bien Evo Morales está en Argentina y cuenta con el apoyo del gobierno argentino sigue formando parte de la estructura del Movimiento Al Socialismo pero Arce, que fue su ministro de economía en varias gestiones, enfatizó que Morales no será parte del Gobierno en esta nueva etapa«, concluyó.

•Fernando Burett (F.M. Viñas).