Antonella Amorós, la joven que se quemó cuando intentaba cargarle combustible a su moto en Real del Padre, se recupera lentamente, según informó el cirujano plástico Franco Rosso, que estuvo la semana pasada en el Hospital Central.

El especialista confirmó que “ya le quitaron el respirador artificial y le disminuyeron algunas drogas lo que significa que ha evolucionado favorablemente”.

Si bien Antonella tuvo quemaduras en el 70% de su cuerpo, las más profundas afectaron el 40%. “En ese sentido es factible la recuperación”, dijo Rosso

Asimismo señaló que “continúa en una sala de aislamiento para evitar infecciones que puedan agravar el cuadro que sigue siendo de gravedad”.

Antonella se quemó el viernes 24 cuando fumaba un cigarrillo y manipulaba un bidón para echarle nafta a su moto. Fue derivada al Schestakow y desde allí la trasladaron el sábado 25, en helicóptero, hasta el Hospital Central.

Fue sometida a varias intervenciones para injertarle piel en las zonas más comprometidas. En una de las operaciones se descompensó pero pudo salir adelante.

“Su cuadro sigue siendo grave”, dijo Rosso y agregó que “por ahora la evolución es favorable”.

FUENTE: UNOSanRafael