La Multisectorial de General Alvear ha emitido un importante comunicado donde se reflejan las razones por la cual se rechaza cualquier intento de reforma y/o derogación de la Ley 7722. El documento será entregado a los Diputados, Senadores y concejales de Alvear y San Rafael.

Además desde la entidad confirmaron que el próximo sábado a partir de las 9:00h harán una panfleteada, sin corte, sobre la Ruta 143 a la altura de La Olla (Real del Padre). Otra de las medidas será una aravana de camionetas hasta la Ciudad de Mendoza, pasando por San Carlos, trayecto en el que sumará más gente hasta la Legislatura

COMUNICADO

La Multisectorial de General Alvear rechaza cualquier intento de reforma y/o derogación de la LEY 7722. Las razones son:

  • Cualquier reforma de una ley ambiental debe ser progresiva, nunca regresiva en su status protectivo del ambiente. El principio de no regresión o de prohibición de retroceso ambiental dispone que la normativa ni la jurisprudencia deberían ser modificadas si esto implicare retroceder respecto a los niveles de protección ambiental alcanzados con anterioridad.
  • La aprobación legislativa de las Declaraciones de Impacto Ambiental es un paso necesario considerando el impacto y trascendencia que esta actividad genera. Los senadores y diputados son representantes de las distintas regiones, por ende, tienen suficiente representatividad de la sociedad que los eligió. Los proyectos de reforma proponen eliminar y/o reemplazar esta instancia por comisiones.
  • Ya ha sido suficientemente analizada y evaluada. La Suprema Corte de Mendoza ya se expidió acerca de su constitucionalidad con argumentos contundentes.
  • Más de 100 científicos, investigadores y docentes de relevancia nacional e internacional han manifestado su rechazo a la reforma. Forman parte de los planteles de IANIGLA, CONICET, UNCUYO, IES, entre otras prestigiosas instituciones.
  • La ley 7722 incorpora la noción de cuenca hídrica en la identificación del área afectada por cada proyecto al exigir el dictamen sectorial de los municipios que se encuentren en la cuenca potencialmente afectada.
  • Mendoza atraviesa su sequía más larga en los últimos 110 años. El cambio climático vino para quedarse y se manifiesta en nuestra provincia con falta de precipitaciones en la alta montaña. Los ríos se encuentran en el 50 % de su caudal medio histórico. En este marco, sacarles agua a otras actividades para darle a la minería es inviable.
  • La licencia social para decidir la realización de un proyecto de gran escala no puede ser entendida por departamento sino por cuenca hídrica. Un municipio no puede decidir ejecutar emprendimientos económicos que puedan afectar negativamente a los departamentos que se encuentren aguas abajo.
  • La matriz productiva de la provincia debe ampliarse con actividades sustentables que no pongan en riesgo el recurso hídrico escaso para las generaciones presentes y futuras
  • Las obras de eficiencia hídrica necesarias para el mejor aprovechamiento del recurso existente no puede financiarse a costa de realizar una actividad que pone en riesgo el mismo recurso que pretende optimizar. El Departamento General de Irrigación y la provincia son quienes deben proteger el agua que riega nuestros oasis y conseguir el financiamiento necesario, pero no de manera extorsiva pretendiendo legitimar con esto una actividad que, a las claras no tiene licencia social.
  • La desocupación se soluciona poniendo en marcha las fábricas paradas y las fincas deterioradas por la falta de políticas económicas que protejan a los productores que históricamente sostuvieron la provincia. Claramente, la actividad minera a gran escala puede generar puestos de trabajo en la primer etapa de construcción civil y luego sólo se ocupan los operarios del emprendimiento en los años que dure la explotación.
  • La población se ha expresado una y mil veces, y lo seguirá haciendo. El agua de Mendoza no se negocia.
F.B. (F.M. Viñas).