El juez Sergio González, a instancias del fiscal Javier Giaroli, dispuso que un joven detenido por el robo a un abuelo en Monte Comán, continúe detenido con arresto preventivo en la cárcel de la avenida Mitre de la Ciudad de San Rafael.

Se trata de Luciano Forquera, quien el martes 3 de septiembre fue detenido en el centro de San Rafael y al que se le atribuyen dos causas, una por “robo agravado por efracción” y otra por “violencia de género”, ambas cometidas en Monte Comán, donde vivía desde agosto, luego de haber salido de la penitenciaría.

Cuando la policía arrestó a Forquera, éste en su poder tenía una mochila que en el interior tenía poco más de $50.000. La detención se dio en circunstancias muy llamativas, ya que casualmente coincidió con un asalto que recientemente se había registrado en una panadería de la avenida Moreno.

La sospechosa actitud de Forquera más la tenencia del dinero entre sus pertenencias, generó que los uniformados lo vincularan al robo al comercio. Sin embargo, cuando surgió la identidad del individuo, determinaron que estaba implicado en el robo a una vivienda de un abuelo en Monte Comán, quien denunció el robo de más de $80.000.

Forquera salió de la cárcel el 1 de agosto y si bien tiene domicilio en Real del Padre, desde que recuperó la libertad se encontraba viviendo en pareja en Monte Comán. El martes 5 de septiembre protagonizó un caso de violencia de género contra su novia y le adelantó que iba a cometer un hecho delictivo. Forquera regresó más tarde a la misma vivienda y guardó allí objetos de valor que, además del dinero, había sustraído de la casa del abuelo montecomanino.

Cuando agentes de la Unidad Investigativa comenzaron a trabajar sobre el robo en Monte Comán y supieron que Forquera no solo había salido en libertad en agosto sino que también estaba viviendo en ese distrito, asumieron que podía estar vinculado al hecho contra el octogenario. Y no se equivocaron, ya que cuando concurrieron al inmueble donde residía, encontraron pertenencias del abuelo víctima del atraco, lo que confirmó sus sospechas.

Después del robo y del hecho de violencia de género contra su pareja, Forquera –junto a un compinche de Real del Padre– eligió viajar a la Ciudad de San Rafael, donde cayó –en principio– por un asalto que no había cometido. Sin embargo, cuando los policías requisaron la mochila y encontraron los $50.000 amarrados con una banda de papel perteneciente a una empresa de caudales y supieron la identidad de quien tenía en su poder el dinero, concluyeron que se trataba del autor del robo de Monte Comán.

Con la prisión preventiva dictada por el juez González, ahora el fiscal Giaroli trabajará en la elevación a juicio de la causa que tiene a Forquera imputado por “robo agravado por efracción”, mientras avanza otro expediente por violencia de género contra su pareja.

Fuente: Diario San Rafael. / Edición: F.B.