La joven de 19 años que habría asesinado a su bebe luego de dar a luz en el baño de su casa continúa internada con fuerte custodia policial, a la espera del resultado de las pericias psicológicas ordenadas por el Ministerio Público Fiscal.

El objetivo de las pericias es determinar si la joven es o no imputable, es decir si comprendió la criminalidad del hecho (filicidio).

Por el momento la causa se encuentra bajo estricto secreto de sumario.

Actualmente la mujer cuya identidad trascendió como Antonella Godoy se encuentra internada bajo una fuerte custodia policial y en un sector aislado de cualquier contacto con otros pacientes, al que solo puede acceder personal del nosocomio con la debida autorización. Allí recibió asistencia profesional y también fue sometida a pericias psiquiátricas y psicológicas.

EL CASO:

Antonella habría comenzado con labor de parto durante la madrugada de este domingo. Una vez que dio a luz, tomó al pequeño en sus manos, lo envolvió en un toallón y en un ataque de desesperación y locura agarró un cuchillo y comenzó a apuñalarlo.

Los gritos despertaron a los familiares y cuando abrieron la puerta del baño se encontraron con el terrorífico escenario. Los padres tomaron a la hija y al recién nacido y partieron al hospital Enfermeros Argentinos para que ambos recibieran atención.

El bebé pasó horas en el quirófano y una vez que lograron estabilizarlo armaron el operativo para trasladarlo a la terapia intensiva pediátrica del hospital Schestakow en San Rafael, donde a poco de ingresar murió.

¿Cómo es el protocolo de atención en estos casos?

Una vez llegado al centro asistencial, personal de guardia médica procede a la atención tanto de la madre como del bebe. Personal de la guardia policial toma la denuncia y labra las actuaciones correspondientes.

A.C.