El IV Concurso Literario y Artístico creado y organizado por la Escuela N° 4-144 ’12 de Agosto’ está en marcha y este año, con el regreso a la presencialidad, ha sumado más participantes que elaborarán sus producciones literarias y adaptaciones con base en obras de escritores latinoamericanos, según consignó el equipo de docentes de Lengua y Literatura de la institución.

La escuela cuenta con una matrícula de casi 500 alumnos.

El certamen, declarado de interés cultural por el HCD, forma parte de los proyectos educativos del establecimiento que dirige la Prof. Sandra Fernández, quien en diálogo con F.M. VIÑAS agradeció a todo la comunidad educativa por acompañar esta iniciativa: ‘El concurso, que ayer fue presentado, se realizará el próximo 29 de septiembre que ya cuenta con una importante cantidad de participantes, lo que nos llena de orgullo porque se cumple el objetivo trazado‘, valoró la Directora.

Sobre los géneros literarios que forman parte de las bases y condiciones del certamen, que además es interdisciplinario, la docente sostuvo: ‘Serán producciones escritas por ellos con construcción de obras adaptadas de escritores latinoamericanos y la retórica de algunas obras que van a recitar. Son variadas las actividades que presenta el concurso que se divide en el nivel básico y superior‘, explicó Fernández.

En la misma línea agradeció a la Fundación Cecsagal por el apoyo en los premios que se otorgarán a los ganadores del concurso, ‘que comenzó a crecer tímidamente pero ha sido generado por el gran trabajo del área de Lengua y el entusiasmo por participar es muy lindo‘, destacó, al mismo tiempo que reconoció que cada actividad propuesta por la institución o el Centro de Estudiantes es acompañada por toda la comunidad de la Escuela ’12 de Agosto’.

Consultada si el proyecto puede reconfigurarse para ser a nivel departamental y que incluya la participación de alumnos de otras escuelas: ‘La idea es seguir trabajando para que a futuro se amplíen las instancias de participación y que este Concurso Literario siga creciendo‘, anticipó. 

Finalmente señaló que se está trabajando en la reparación del techo del edificio, que en los últimos años producto del deterioro se filtraba el agua de lluvia poniendo en riesgo la integridad de alumnos y personal de la escuela, además de afectar el mobiliario y las instalaciones eléctricas: ‘Estamos esperando la culminación de la reparación del techo porque cada vez que llovía pasábamos momentos difíciles donde teníamos que suspender las clases porque el mobiliario se dañaba por el agua y los problemas eléctricos que se causaban‘, concluyó Sandra Fernández.

•F.B. (F.M. Viñas).