En las últimas semanas, malvivientes han fijado su objetivo en sustraer los caños de las pilastras de luz instaladas en propiedades en construcción ubicadas en inmediaciones de calles Sargento Medina y Roque Sáenz Peña.

Una de las víctimas de estos hechos es el Prof. Tito Gómez, quien en diálogo con F.M. Viñas manifestó: ‘Este tipo de robos lo han sufrido varias personas que están construyendo sus casas con el programa Procrear en esa zona. Cortan con una sierra los caños que tienen unos 4 metros y se los llevan impunemente‘.

En su caso particular, se enteró gracias a empleados de Cecsagal quienes fueron a instalar la conexión eléctrica y se encontraron con la pilastra sin el caño: ‘El valor de un caño galvanizado supera los $10.000. Además si pueden sustraen las llaves de la pilastra o el tejido perimetral, se llevan lo que ven y para esto aprovechan horas de la noche‘, advirtió.

No comprendo para qué utilizarán este tipo de elementos porque de la forma que lo cortan no les sirve para lo mismo pero sin dudas hay un mercado negro‘, agregó Gómez, quien aseguró que ‘los delincuentes cuentan con movilidad para llevárselos porque de otra forma es imposible‘.

•F.B. (F.M. Viñas).