El dato surge del informe de Finanzas Municipales 2011-2020 que difundió el Concejo Empresario Mendocino (CEM) sobre finanzas municipales, que hace foco en los años de superávit y déficit de recursos corrientes. Sergio Salgado, Carlos López Puelles, Luis Lobos y Juan Carlos De Paolo fueron los intendentes que peor administraron financieramente sus comunas.

En la última década, los 18 municipios de Mendoza en conjunto registraron un superávit de recursos corrientes que promedió el 14%. 

Analizando año por año y departamento por departamento, hay números que llaman la atención y que permiten concluir quiénes fueron los intendentes mendocinos que peor administraron financieramente sus municipios: Sergio Salgado, Carlos López Puelles y Luis Lobos. El cuarto intendente que peor administró financieramente su comuna fue el alvearense Juan Carlos De Paolo, con un déficit entre recursos y gastos corrientes de 14% en 2015, año en el que perdió la elección con Walther Marcolini.

Sobre Salgado, entre 2011 y 2015 registró déficit todos los años, con picos alarmantes: en 2012, Santa Rosa tuvo un déficit corriente del 47% y en 2015, del 43%. En tanto, Luján de Cuyo tuvo un balance negativo durante toda la gestión de López Puelles, excepto en 2013 (terminó en cero): en 2014 tuvo un déficit corriente de 17% y en 2015, del 9%.

Asimismo, el informe del CEM muestra que la corta gestión de Lobos en Guaymallén (asumió a fines de 2013) fue deficitaria: el municipio gastó en 2014 un 2% más de los recursos que disponía, mientras que en 2015 -año que perdió las elecciones con Marcelino Iglesias- gastó un 16% más de sus recursos corrientes.

En este punto, se comparan gastos corrientes -no incluye obra pública- frente a recursos corrientes que obtiene la comuna de la recaudación propia -tasas municipales principalmente- y de los fondos que provienen de otras jurisdicciones -por ejemplo, coparticipación provincial y aportes del Tesoro Nacional-.

Más allá de estos cuatro nombres propios, que gobernaron en distintos departamentos, llama la atención el balance que publica el CEM sobre Malargüe. Allí, en la última década y según el informe, en nueve años hubo déficit, alcanzando las gestiones de Juan Agulles, Jorge Vergara Martínez y Juan Manuel Ojeda; pero se trata de un departamento sin deuda.

Otro punto llamativo del informe de Finanzas Municipales del CEM es que 2020, año en el que se produjo la peor crisis económica de la década producto de la pandemia, es uno de los que mejores resultados arrojó: el ahorro corriente consolidado entre todos los municipios fue del 20,6% (sólo superado por 23,8% de 2018).

Al respecto, el CEM explica esto en que además de la caída de recursos corrientes, los municipios también disminuyeron los gastos corrientes en términos reales. «El año 2020, signado por covid-19, mostró una caída del 16% tanto en recursos como en gastos, por lo que el resultado corriente no se vio afectado en términos relativos», señalaron.

Específicamente sobre 2020, sólo dos departamentos registraron déficit: Malargüe y La Paz, comunas en las que el nivel de gastos corrientes superó a los recursos corrientes en un 23 y 5 por ciento, respectivamente (en el municipio del este, el intendente destinó millones de pesos en regalar cajas navideñas a cada uno de los 10.000 habitantes).

Fuente: Memo.