Gracias a las condiciones climáticas de las últimas horas, y el trabajo incansable de los brigadistas, que lucharon contra las llamas por más de una semana, se lograron controlar los últimos focos de incendio. Las labores actuales corresponden a “guardias de cenizas”; que consisten en controlar la actividad durante 72 hs, para luego poder decir definitivamente que los focos están extinguidos.

“Ya podemos decir que tenemos la situación contenida”, “Si no se produce ningún re encendido, mañana estaríamos en guardia de ceniza, y dentro de las 48 hs y 72 horas, comenzarían a replegarse las maquinarias y el personal que se encuentra en Monte Comán y General Alvear”, dijo Adolfo Balverde, Director de Defensa Civil

Si bien todavía hay un foco en calle A, en el campo de Sabio, estuvieron trabajando los aviones hidrantes bajando la intensidad de las llamas, y luego el personal del PPMF pudo hacer un ataque directo, dejándolo bajo control. La 188 está sin actividad, al igual que Corral de Lorca, en Soitue se están replegando las cuatro cuadrillas de la zona, más los Bomberos Voluntarios de la Zona, y ya está sin actividad. Monte Comán está en las mismas condiciones, con algunos focos sobre Ruta 146 y costa del río, pero contenido.

Cristian Sabio, propietario de campo manifestó, “Ya llevamos ocho días así, un establecimiento se me quemó en seis horas, y después agarró este campo. De todas formas, la esperanza es lo último que hay que perder, hay gente que lleva muchos días, sin dormir, ni ir a sus casas. Ahora están haciendo guardia de cenizas, pero llevamos mucho tiempo así”.

Por su parte, Alfredo Reta, Jefe de la Base de Incendios de General Alvear, dijo que “los primeros fuegos se dieron el 28, y todavía seguimos trabajando. Tuvimos mucho apoyo de las maquinarias y los aviones hidrantes, pero siempre estuvimos trabajando con nuestras herramientas básicas, gracias a Dios, nunca nos faltó nada” destacó.

Debido a estos focos, se vieron afectadas casi 180 mil hectáreas.

A.C