Luego del revés en las elecciones municipales, legislativas y provinciales que sufrió el justicialismo, el concejal Gustavo Vendramín compartió su balance en “Puntos de Vista”. Con una objetiva y autocrítica mirada retrospectiva analizó las causas que generaron el resultado que obtuvo el Partido Justicialista y consignó lo necesario para volver a ser una opción electoral.

Frase destacada: “Tenemos que dejar de echarnos culpas y en base a un debate interno con altura y respeto determinar cuál es el peronismo que la gente nos pide para ser una opción electoral”.

La victoria que consiguió el Frente Cambia Mendoza- UCR el 29 de septiembre en General Alvear fue contundente mediante la cual el Lic. Walther Marcolini fue ratificado por el 55, 69% del electorado alvearense para un segundo mandato. Marcolini obtuvo 15.742 votos contra 12.525 que consiguió Cristian González, candidato del Frente Elegí.

Toda derrota electoral genera consecuencias negativas. Nosotros hemos sufrido 4 derrotas (2013, 2015,2017, 2019) y estamos en un momento de transformación y reconstrucción por lo que tenemos que refundarlo en base al análisis y debate qué peronismo es el que la gente nos está pidiendo. Tendremos que hacer una lectura profunda de lo que fue la elección del 29 de septiembre”, expresó Vendramin respecto a la situación que transita el justicialismo alvearense luego del revés sufrido en las elecciones.

Analizando la decisión tomada en las urnas por la mayoría de los alvearenses, el edil señaló: “Hoy no somos opción porque teníamos un buen candidato como Cristian González junto con buenos candidatos a concejales pero la gente avaló la gestión del Intendente Marcolini. Tenemos una crisis dirigencial y política porque la gente no se refleja en los partidos y dirigente significando lamentable. No es fácil involucrarse ni hacer política”.

La crisis está dada en base a la lectura que tenemos que hacer para reacomodarnos y poder ser una opción hacia adelante conformando un peronismo que la sociedad alvearense vote. Perdimos por 11 puntos lo que significa una diferencia abultada. Hay que analizar el rol de los candidatos, los militantes, las estrategias, el orden y los dirigentes porque todo influye”, aseveró a modo de análisis multicausal que forman parte de la elección.

“Hay que analizar las virtudes, discursos y metodologías ajenas y tratar de aprender de aquellas cuestiones que la sociedad va mutando y poder leer el mensaje que la gente dio en las urnas para volver a ser un movimiento con vocación de poder como ha sido el peronismo– agregó-A futuro queremos el poder para gestionar de acuerdo a nuestra visión pero es necesaria la autocrítica”.

Asimismo completó que “La política tiene que entenderse como fenómeno colectivo porque si no hay un trabajo coordinado las elecciones se pierden y si en frente tenés un adversario que es fuerte, firme, piensa, analiza y tiene el aparato influye en los resultados. Las urnas son muy claras”.

Las operaciones políticas en la campaña no son saludables para ninguno de los representantes ni los partidos porque se ha dicho de todo de ambos lados y perjudica a todo el entorno personal de cada uno, más en un departamento donde nos conocemos todos, por ende hay que transformar este método de hacer política y reestructurarla en mejorarle la sociedad civil desde el Estado”, indicó en cuanto a la “campaña sucia” que fue adoptada en previo a las elecciones en Alvear.

Finalmente el concejal apostó por el binomio del Frente de Todos y consideró que las elecciones nacionalesvan a reflejar los resultados de las PASO. La gente elige el candidato y las gestiones. Los ciudadanos determinan la elección en base a lo que tienen que votar. Es interesante lo que va a suceder el 27 de octubre por lo que confiamos que la formula Fernández- Fernández va a ganar”.

F.B. (F.M. Viñas).