El abogado especialista en derecho de agua opinó sobre las trabas que pone La Pampa y la Nación para Portezuelo: “hay un principio que se llama soberanía limitada y dentro del territorio de cada provincia, cada Estado puede realizar las obras necesarias, esto tiene que quedar claro porque acá ni Río Negro, Buenos Aires, La Pampa o Neuquén tienen injerencia en lo que haga Mendoza”. 

Luego de la reunión del Coirco en Buenos Aires, mucho se ha hablado respecto a la obra hidroeléctrica Portezuelo del Viento y la respuesta que debería dar nuestra Provincia ante el revés sufrido por la votación de las otras cuatro provincias que integran este comité interjuridisccional.

En ese cónclave se resolvió que se realice otro estudio de impacto ambiental, pese a que ya hubo cinco y fueron aprobados por las provincias participantes tiempo atrás. Para conocer su opinión sobre lo resuelto, que pone en peligro el inicio de este proyecto, un medio de San Rafael dialogó con el abogado Aldo Guarino Arias.

“En derecho internacional público, los tratados firmados se aplican en el orden interno de cada Estado y forman parte de su Constitución nacional, en el caso de Portezuelo, cada Estado de una cuenca hidrográfica común tiene derecho privativo en la realización de obras para la utilización de aguas de usos no consultivos, como es el caso de la energía hidroeléctrica, donde el agua vuelve al cauce del río”, explicó.

Por otro lado, Guarino Arias reconoció que lo que está pasando con Portezuelo es sumamente grave desde el punto de vista jurídico. “Hay un principio que se llama soberanía limitada y dentro del territorio de cada provincia, cada Estado puede realizar las obras necesarias, esto tiene que quedar claro porque acá ni Río Negro, Buenos Aires, La Pampa o Neuquén tienen injerencia en lo que haga Mendoza. Lo que está pidiendo La Pampa es algo que se ha hecho y se ha laudado, incluso con un rechazo de la Corte Suprema; acá se está borrando con el codo lo que se hizo con la mano y existe inseguridad jurídica, algo sumamente grave”, contó el letrado.

La participación del Presidente

Guarino Arias se refirió a las polémicas declaraciones de Alberto Fernández sobre la financiación de esta megaobra hidroeléctrica y considera que debe apartarse para evitar mayores conflictos.

“Ha habido por parte del Presidente una preopinión cuando dijo en La Pampa que no iba a financiar una obra cuestionada, para mí tiene que apartarse, porque al ser una especie de árbitro en un conflicto entre provincias, ya se sabe cuál será la resolución. Mendoza debe actuar con firmeza contra La Pampa y demostrarle que no le hemos robado ni un litro de agua, siendo que ellos nos sacaron las regalías de Los Nihuiles, todos los sectores deben estar unidos para demostrarle al Gobierno de la Nación la gran equivocación en su planteo”, indicó.

Por último, el especialista en Derecho Ambiental insiste en que Mendoza debe hacer uso de sus derechos para la realización de obras. “La única autoridad que puede dirimir este conflicto entre provincias es la Corte Suprema de la Nación y no debería ir el Presidente a solicitar un nuevo laudo porque sabemos cómo terminará, acá el Gobierno nacional debe pagar lo que corresponde y Mendoza tiene pleno derecho para realizar sus obras, si se busca negociar con los pampeanos, es perder tiempo”, sentenció.

Fuente: Diario San Rafael / A.C.