Una familia que reside en el distrito sanrafaelino de Real del Padre fue estafada por inescrupulosos que simularon una equivocación al depositarle dinero por la compra de mesas de jardín y mediante engaños les pidieron datos bancarios, con los que accedieron a sacar un préstamo de $150 mil.  

De acuerdo a la información suministrada por el Subcomisario Fernando Carmona, el pasado viernes 20 de mayo un joven vendió mesas de jardín, a través de la red social Facebook, cuyo valor era de $16 mil por lo que el supuesto comprados le pidió el CBU para depositar la mitad ($8 mil) por lo que la víctima le facilitó el número de su madre.

A posteriori el malviviente se comunicó con ellos señalando que se había equivocado y depositó $800 mil por lo que exigió que le devolviera el dinero «de más» que había transferido. Además, en la misma llamada, manifestó que se había comunicado con el banco para solucionar el inconveniente.

Minutos después reciben la llamada de un falso empleado bancario quien le solicitó datos personales y bancarios guiándolo para reenviarle el dinero extra al delincuente. En medio del engaño le sugirió que seleccionara la opción de acceder a un préstamo de $150 mil, consejo que el joven concretó.

Cuando se enteran que se había tratado de una estafa, la mujer se acercó al Banco donde le confirmaron que efectivamente había solicitado un préstamos cuyo resultado había sido exitoso por lo que concurrieron a realizar la denuncia al Destacamento policial de Real del Padre.