La segunda etapa de La Vuelta Ciclística de Mendoza tuvo de todo, no solamente pasó por Alvear después de años de olvido, no solo marcó un gran nivel deportivo con pedalistas de élite internacional sino que también tuvo lugar para un encuentro emotivo.

Ignacio “el chueco” Gili  quien compite en esta edición de la vuelta se detuvo a la vera de la ruta para saludar a Antonio Zemleduch más conocido como “Tony” quien viene luchando contra la Leucemia hace un tiempo.

Es que justamente fue Tony quien motivo al Chueco para volver a las pistas llevando la bandera de la lucha contra el cáncer infantil.

El encuentro desvió las miradas de los espectadores que dejaron de lado la competencia para centrarse en ese gesto que emociona y que habla a las claras de las cualidades humanas del ciclista alvearense.