En julio, el Gobierno aplicó por primera vez la cláusula gatillo a raíz de que la inflación acumulada en Mendoza superó finalmente el incremento del 15,7% otorgado a los empleados estatales a principios de año.

El Indice de Precios al Consumidor que confecciona el Indec para la Zona Cuyo sostuvo que en el mes de agosto, la misma registró un incremento del 3,4 %.

Desde el Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia, el cálculo que hacen para actualizar los salarios los llevará a pagar un 4% más, ya que 3,4% es la variación mensual, pero el acuerdo se computa en base a acumulado.

El incremento alcanza también al personal policial y penitenciario, y docentes y celadores de la DGE.

Los únicos que cobran en Mendoza de manera diferenciada son los profesionales de la salud (Ampros), que actualizan sus haberes mensualmente según la inflación que mide la DEIE (acumularán en septiembre un 27,5%) y los trabajadores de la Salud nucleados en ATE, que arreglaron una modificación del Convenio Colectivo de Trabajo más una adecuación para los últimos meses del año.

Por su parte, el gobernador Alfredo Cornejo emitió un decreto para que los empleados de casinos, policías y maestros obtengan la misma actualización para que los sueldos no queden desfasados en contraste con el resto de los trabajadores.

A.E