Dotar a las comisarías de General Alvear con mayor recurso humano para cumplir con las tareas de prevención en las calles y la lucha contra el delito es un tema de vieja data que vuelve a tomar protagonismo.

 

El Senado mendocino aprobó una resolución en la que solicita al Ministerio de Seguridad que los alvearenses que este año egresarán del Instituto Universitario de Seguridad Pública para que no sean enviados a otros puntos de la provincia y regresen al departamento para cumplir funciones en las seccionales 14 de Alvear y 46 en Bowen.

 

El proyecto que fue presentado por el legislador radical Alejandro Molero está con consonancia con una petición similar que aprobó el mes pasado el Concejo Deliberante local.

 

Desde que cerró la sede del IUSP en Alvear, vanas fueron las intenciones de reabrirlo (por cuestiones monetarias) y decayó la cantidad de aspirantes por el costo de tener que viajar constantemente a San Rafael.

 

Para sortear ese escollo el año pasado se llegó a un acuerdo, la Municipalidad becó a los cadetes de Alvear para que pudieran cursar con el compromiso del Ministerio de Seguridad, al menos de palabra, de asignarlos al departamento una vez que egresen.

 

Uno de los problemas que se presentan es que el pacto se selló con el actual Ministro Leonardo Comperatore  y cuando los cadetes oficialmente pasen a formar parte de la fuerza como auxiliares de policía habrá otro gobierno y otra cabeza conduciendo la cartera de Seguridad.

 

Ante esa situación y aunque no se exponga oficialmente, lo que se busca con los pedidos que partieron desde el Concejo Deliberante como la Legislatura es que las autoridades que asuman el 10 de diciembre cumplan con lo pactado anteriormente.

FUENTE: UNOSanRafael