Después de tres derrotas al hilo, Lucas Alférez, Ezequiel Gadea y Jesus Fúnes opinaron sobre la situación que atraviesan, fueron autocríticos y entienden que la clasificación es prácticamente imposible. Sin embargo, quieren seguir dando pelea para sumar la mayor cantidad de puntos posibles en las tres fechas que tienen por delante.

En diálogo con FM VIÑAS, Lucas Alférez analizó la derrota frente a San Martín con bronca. «Contra este rival es muy difícil jugar con un menos y más, porque se fue un central, se desarmaron líneas. Nos quedamos con bronca porque últimamente venimso perdiendo los partidos por errores nuestros», aseguró el mejor jugador del Naranja en la caída del miércoles, y con respecto a lo que se viene, agregó: «Ya contra FADEP la actitud cambió. Hay que seguir en esta misma línea, con la misma idea y no se la vamos a hacer fáciles a los rivales».

Por su parte, Ezequiel Gadea, quien fue en gran parte responsable del gol de la visita (cabeceó suave al medio donde estaba el centrodelantero de San Martín), reconoció: «Pensé que venía entrando el delantero y, cuando giro la cabeza, le pego y sale justo a donde estaba el delantero. Me quedo caliente porque el gol que nos hacen es en una jugada que no era arriesgada». En cuanto al desarrollo del juego, el lateral opinó: «Creo que el partido era para un empate, porque tuvimos ocasiones más claras. Y me sorprendió que esperaban atrás, con la calidad y el físico que tienen».

También el 9 de Omar Freire, Jesús Funes, consideró que podrían haber sacado un mejor resultado. «No nos generaron muchas ocasiones y con un hombre menos fuimos a buscar el empate. Creo que me faltó un poco de puntería y de suerte», manifestó el delantero, quien fue uno de los que más generó en ataque. En cuanto a los próximos partidos, en línea con lo que dijeron sus compañeros, Funes cerró: «Vamos a tratar de sumar puntos, para no irnos con la cabeza gacha y darle una alegría a la gente que está atrás de todo esto, para irnos de la mejor manera».

L.A.