El Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación, rechazó la implementación de los relojes biométricos que regulará el ingreso y egreso de los docentes y que está instalando la Dirección General de Escuelas.

Este rechazo se debe a que estos controles no son baratos y habría que ver de dónde salen los recursos que se están utilizando para su implementación.

De esta manera lo expuso Sebastián Henríquez, secretario general del gremio docente, donde manifestó que este sistema que se está haciendo adolece de sistemas básicos o mínimos. Las instituciones presentan techos con filtraciones de agua o que se llueve y que tienen problemas de calefacción. Se conoció el caso en una escuela de Mendoza donde se constató la presencia de plagas como lauchas o pericotes y hay otras instituciones que aún no resuelven los problemas de gas, luz y agua.

El gremialista docente sostuvo que todos los anuncios que se han llevado a cabo en los últimos tiempos el gobierno, solamente se centra en este tipo de cuestiones y que sólo busca el control de los trabajadores de la educación como si los docentes fuesen el principal problema en el sistema de educación.

Lamentablemente la inflación de Mendoza de las más alta de todo el país y este mes como el Mayo lo dejó demostrado con el 20% acumulado de inflación. Si bien el gobierno mide la inflación por medio del INDEC de la zona cuyo que está en un 5% por debajo de lo real, con estos datos quieren activar la cláusula gatillo.

Esta es una clara demostración de porque los trabajadores el Estado pierden el salario frente a la inflación, consideró el dirigente del SUTE, donde también sostuvo que van a continuar exigiendo la apertura de paritarias salariales porque hay propuestas que concretar, las cuales ya han sido públicas,y donde comenzarán a recuperar la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores de la educación.

“El gobierno debe asumir responsabilidades con esta inflación la cual es real y muy notoria y que es la más alta del país y debe apuntar a que gobernar no sea solamente bajar salarios y presupuestos,debe haber y mostrar señales de otras cosas, dónde principalmente se debe dar respuesta a la clase trabajadora en el difícil momento que hoy nos alcanza a todos”, finalizó Sebastián Henríquez.

A.E