Los hechos delictivos siguen a la orden del día. En la noche de ayer fue el turno de una vivienda de calle José Ingenieros.

La victima manifestó que cerca de la hora 20 se retiró de su domicilio y al regresar pasada una hora constató que autores ignorados, luego de forzar una reja y una ventana del comedor habían ingresado.

Del interior le sustrajeron un televisor plasma de 32´, una notebook y $5.000 en efectivo.

A.C.